DESTACADOS

MUNDIAL SUB 16: SOÑANDO CON MODERACIÓN

El boliviano Hugo Dellien es una de las caratas fuertes del actual campeón sudamericano en la Junior Davis Cup.

Raimundo Gregoire Delaunoy

A partir de este martes 29 de septiembre se desarrollará uno de los eventos más importantes del tenis juvenil internacional. Es así que 16 equipos en mujeres e igual cantidad en hombres, intentarán obtener el título de la Junior Fed Cup y Junior Davis Cup, respectivamente.

Y ahí estará, como siempre, Sudamérica, esta vez representada por cinco delegaciones y cuatro países. En la rama femenina, Argentina y Perú serán los equipos encargados de ir en busca de mejores resultados en comparación a 2008, cuyo mejor fue puesto fue la décima posición obtenida por Chile. En cuanto al cuadro masculino, Argentina, Bolivia y Chile tendrán la vara bastante más alta, ya que el año pasado los argentinos llegaron a la final del campeonato.

Ahora, más allá de las esperanzas que puedan existir, es necesario realizar una objetiva revisión acerca de lo que podría y debería ser la participación sudamericana en la Junior Fed Cup y Junior Davis Cup 2009.

En este sentido, lo primero es darle una mirada a lo que arrojó el sorteo realizado en la jornada del lunes 28 de septiembre, día en el cual se estableció quiénes conformarán los diferentes grupos de la primera fase de este evento.

A continuación, el desglose de los resultados del sorteo:

DAMAS
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Argentina (8) Egipto Alemania (4) Australia
Croacia Japón (3) China Bielorrusia
Indonesia Perú México Canadá (7)
Rusia (1) Ucrania (6) Túnez (5) Eslovaquia (2)

 

VARONES
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Bolivia (8) Argentina Australia (3) Chile
Corea del Sur Marruecos España (5) Estados Unidos (7)
Eslovaquia Reino Unido (6) México India
Francia (1) Uzbekistán (4) Polonia República Checa (2)

Con estos datos, ya se pueden elaborar algunos juicios o establecer ciertas proyecciones de cara a lo que será la campaña de los países sudamericanos en la Junior Fed Cup y Junior Davis Cup.

En mujeres, no queda duda que la gran carta de Sudamérica es Argentina y, de hecho, este equipo ha sido catalogado como cabeza de serie número ocho. El gran poderío de la delegación argentina radica en Agustina Sol Eskenazi, que ha tenido una temporada 2009 de gran nivel. Tanto así, que se ubica en el puesto 139º del ranking ITF y 900º de la WTA. Junto a ella estarán Florencia di Biasi y Daniela Degano. Estas últimas poseen menor experiencia que Eskenazi, pero bien podrían ser el apoyo suficiente para pensar en algo importante. Di Biasi tuvo una aceptable gira por Europa, mientras que Degano mostró un muy buen nivel en torneos Grado 4 y Grado 5 disputados en las semanas previas al Mundial. Habrá que ver cómo responden en una difícil llave, pues para luchar por el título deberán imponerse ante Rusia, que es el principal candidato de la competencia femenina. Los demás integrantes, Croacia e Indonesia, tampoco serán presa fácil. Sin embargo, Argentina debiese terminar o al menos pelear el segundo lugar de su grupo.

Respecto a Perú, su clasificación fue un tanto sorpresiva, ya que en el camino dejo a Ecuador y Bolivia, dos equipos que, a priori, parecían ser los favoritos para acompañar a Argentina. Finalmente, la gran actuación de Patricia Ku (número uno de Sudamérica en la categoría de 16 años) y el buen acompañamiento de Ximena Siles y Mayte Calmet han permitido que las peruanas estén en este gran torneo. Sus expectativas debiesen ser cumplir un digno papel, ya que sus jugadoras no tienen mucha experiencia en un nivel de exigencia como este y quizás eso pueda pesarles. Además, les tocó un grupo de gran complejidad, pues deberán jugar ante Japón –sembradas número tres y que se han convertido en verdaderas potencias a nivel juvenil- y Ucrania. Estas últimas siempre con un gran poderío físico, algo que contrasta con la menor estatura y masa muscular de Ku. Cerrando el grupo aparece Egipto, una delegación que, a primera vista, no parece tan amenazante. Si Perú logra ubicarse entre los dos primeros de su zona sería algo espectacular, pero si no obtiene eso, tampoco será un fracaso. Habrá que ver cómo anda ante equipos de, supuestamente, mayor nivel.

En hombres, el natural candidato a ser el principal foco de atención es Bolivia, pues es el actual campeón sudamericano. El equipo boliviano llega a la Junior Davis Cup con el aval de tener a un ascendente tenista como Hugo Dellien. El beniano ha tenido una excelente participación en torneos de la categoría de 18 años e incluso participó en unos Futuros que se realizaron en su país. Es por eso que las esperanzas bolivianas recaen en lo que pueda hacer. Junto a él estarán Boris Arias y Diego Zegarra. El primero de ellos tuvo una interesante participación en el Sudamericano Sub 16, clasificatorio para el Mundial, y por eso se espera que junto a Hugo Dellien logren un nuevo hito la historia del tenis boliviano. Todo esto queda demostrado con el hecho que Bolivia fue considerada cabeza de serie número ocho y en la fase grupal enfrentará a Corea del Sur, Eslovaquia y Francia. Será una dura zona, pues los franceses son grandes favoritos al título, mientras que coreanos y eslovacos traerán consigo un tenis de alto ritmo, mucha velocidad y gran potencia. De todas formas, Bolivia puede y debe aspirar a disputar el primer lugar del grupo, pues tiene argumentos para aquello.

Respecto a Argentina, llegan con un equipo bastante homogéneo, aunque sin grandes experiencias en circuitos de mayor experiencia. Quizás eso pueda afectar en el rendimiento de Juan Ignacio Londero, Mateo Martínez y Mariano Urli. A diferencia de anteriores ocasiones, la delegación argentina no llegará al Mundial de San Luis de Potosí con el cartel de gran favorito sudamericano. En cuanto a sus rivales de la fase grupal, tendrá que medir fuerzas con Marruecos (actual campeón africano), Reino Unido y Uzbekistán. Estos últimos son los sembrados número seis y cuatro, respectivamente, así que se trata de una serie bastante complicada para los argentinos. ¿A qué pueden aspirar? Por supuesto que a luchar con todo e intentar un puesto entre los dos primeros del grupo. No lograrlo no sería un fracaso, pero ciertamente sería una gran caída en comparación a lo hecho en 2008.

Por último, Chile puede estar tranquilo, ya que enfrentará la Junior Davis Cup con un equipo bastante homogéneo y que cuenta con tenistas de proyección. Ahí estará Benjamín Ugarte, de gran participación en la gira COSAT de comienzos de temporada y luego en su periplo por Europa. Este jugador será el gran referente de la delegación chilena y, seguramente, los resultados de su equipo dependerán, en buena forma, de lo que él pueda hacer. Tiene la experiencia de haber realizado dos giras por Europa en la categoría de 16 años y de haber disputado torneos ITF e incluso Futuros. A Ugarte se sumarán Gonzalo Lama –de grandes avances durante 2009- y Pedro Verdugo. Este último, dueño de un gran talento, aunque con escaso roce internacional, algo que podría pesarle. Los chilenos tendrán la misión de medir fuerzas ante tres rivales bastante duros. Claro, porque ahí estarán Estados Unidos –cabeza de serie número siete-, República Checa –sembrados número dos- e India. Ciertamente, será una llave muy compleja y en la cual Chile no será favorito. Pero, a pesar de eso, los chilenos pueden dar la sorpresa y a eso debiesen aspirar. No clasificar a la lucha por los primeros ocho puestos no sería un descalabro, pero tampoco deben resignarse a jugar lo que sea. De todas maneras, Chile, al igual que Bolivia, podría ser uno de los países “revelación”.

Capacitación Olimpiadas Especiales Silla de Ruedas Links

Copyright © 2009 - COSAT, Confederación Sudamericana de Tenis
Avda. Providencia 2653 of.44 - Santiago de Chile
Fonos: (56-2) 436 81 11 - Fax: (56-2) 436 81 14 - E-mail: cosat@cosat.org
Diseño: MUNDO-IMAGEN